Terapia Visual para Bebés

Es recomendable, desde que nacen -especialmente los bebés prematuros- hacerles un adecuado examen de sus ojos para determinar si existe algún problema como cataratas o graduaciones importantes pues aunque no sea común, sí es posible hacer lentes de contacto para bebés y así ayudarles a mejorar su calidad de vida y aprendizaje. A los seis meses es necesario volver examinar los ojos del bebe ya que sus ojos son más pequeños y en ocasiones, la luz que entra en la pupila no cae directamente en la retina presentando una hipermetropía del desarrollo natural. En ocasiones esta es una hipermetropía que no es importante y va despareciendo conforme van creciendo. En otros casos, esta hipermetropía es importante y se mantiene a lo largo de su vida. Si en estos casos no se le pone una corrección adecuada a tiempo el ojo puede desviarse o generar una capacidad visual deficiente.

Beneficios

  • Con la terapia visual estimulamos desde los 6 meses el sistema auditivo, motor, sensorial, propioceptivo, vestibular y visual ayudando a que mejoren su postura y coordinación de movimientos durante el desarrollo, además de empezar a entrenar la coordinación ojo mano.
  • Se estimula el trabajo de los dedos, índice, pulgar y mayor (pinza fina) para que sea más fácil el aprender a escribir y hacer trabajos finos.
  • Se estimulan de manera integral ambos hemisferios del cerebro para evitar dominancia de alguno de ellos, empezando a generar conciencia de su cuerpo y estimulando la creatividad.
  • Si se tienen desviaciones oculares o estrabismo se trabaja en que el cerebro reconozca que los dos ojos mandan estímulos y pueda empezar a utilizarlos por igual.