Terapia Visual para Niños y Jóvenes

Durante la infancia y adolescencia es fundamental un correcto entrenamiento y desarrollo del sistema visual pues permite desarrollar las habilidades necesarias para evitar problemas  académicos y en su vida personal. Los problemas visuales en esta etapa repercuten en el rendimiento escolar, en su autoestima y en sus relaciones interpersonales. 

Beneficios

  1. La terapia visual ayuda a que se cansen menos por sus actividades escolares, que sean más agiles en la lectura, que no se salten renglones al leer, que no confundan o inviertan letras y por ende, que comprendan con mayor facilidad lo que leen.
  2. Pueden estar más atentos por periodos más largos, seguir mejor las instrucciones que reciben, que sus ojos no se pongan rojos, o sientan picazón, vean doble o borroso durante la lectura o después de ella. 
  3. Ejercitamos su agilidad mental, corporal y coordinación motora. 
  4. Con una adecuada terapia visual, los niños y jóvenes lograrán ser capaces de hacer varias actividades al mismo tiempo o trabajos finos de manera más sencilla.