¿Sabes cómo cuidar tu salud visual? Otras pruebas clínicas que debes conocer

Diversos estudios a nivel mundial han señalado que casi el 50% de nuestra actividad cerebral se dedica a procesar las imágenes que captamos de la realidad, sin mencionar que la gran mayoría de las experiencias sensoriales que registramos, son precisamente a través de la vista. Esta es una de las razones por las cuales el sentido de la vista es el más desarrollado de los cinco sentidos.

Por ello, es fundamental cuidar la salud de nuestra visión y realizar todo lo que esté a nuestro alcance para cuidar nuestros ojos, especialmente de manera preventiva para detectar y controlar cualquier enfermedad que pueda estarse desarrollando.

Algunos aspectos que debes cuidar regularmente de tu salud visual:

  • La curvatura del ojo o posibles deformaciones de la córnea
  • La presión intraocular
  • Los campos visuales

¿Cómo saber si existe una deformación de la córnea?

Como hemos mencionado en otros artículos, existen algunas enfermedades más “severas”, como el Queratocono o la Degeneración Marginal Pelúcida, que producen deformaciones importantes en la córnea provocando que ésta se vaya adelgazando de forma progresiva, incrementando su curvatura y produciendo una disminución muy significativa de la visión.

Actualmente existe una prueba no invasiva denominada Topografía Corneal que permite medir con exactitud la curvatura de la córnea y así detectar de forma eficaz algunas de las alteraciones más comunes de la superficie corneal. Esta prueba se hace a través de un instrumento (Topógrafo Corneal) conectado a una computadora para generar un mapa tridimensional de la superficie curva de la córnea lo que nos permite determinar si existen irregularidades y grados de curvatura de esta membrana que recubre la parte anterior del ojo y que es fundamental para la refracción de la luz en el ojo.

¿Porqué es importante cuidar la presión intraocular?

La presión intraocular se refiere a la fuerza que ejercen los líquidos (humor vítreo y humor acuoso)1 en el interior del ojo sobre sus estructuras firmes (córnea, cristalino, etc). Se ha detectado que una presión intraocular elevada puede estar vinculada a problemas como el Glaucoma, puede dañar el Nervio Óptico de forma irreversible y causar importantes pérdidas en nuestra visión periférica.

Para esta prueba, se utiliza un Tonómetro con el cual, podrás sentir un ligero soplido de aire en el ojo para provocar un aplanamiento de la córnea, lo que sirve para valorar la presión intraocular, que se mide en milímetros de mercurio (mmHg). Una presión normal, se considera entre 10 y 20 mmHg1. Se considera que, una vez superado el valor de 20 mmHg, el nervio óptico puede comenzar a deteriorarse y lo más grave, es que puede ser que no te des cuenta  pues no se presentan síntomas a simple vista. Por ello, es recomendable realizar esta prueba al menos 1 vez al año, especialmente después de los 35 años.

¿Qué son los campos visuales?

¿Has notado que cuando estás mirando un objeto, puedes apreciar otros objetos que están a tu alrededor sin tener que mirarlos directamente? Pues eso precisamente son los campos visuales, es la capacidad que tienen nuestros ojos de ver toda la zona que abarca nuestra visión desde un punto central y hacia ambos lados. Por supuesto, lo que estamos observando al centro lo percibimos con mayor nivel de detalle y conforme nos alejamos de este centro, se va perdiendo la nitidez. Esta “amplitud” de nuestra vista, es lo que nos permite tener una mejor percepción de nuestra realidad y todo lo que nos rodea. En la medida en que estos campos visuales se pierden, vamos perdiendo información necesaria para nuestra interacción con el mundo.

Para “medir” estos campos visuales de nuestros ojos, contamos con una prueba denominada Campimetría en la cual la persona será colocada en un aparato de forma similar a una media esfera hueca. En este aparato, se mostrarán estímulos luminosos en forma de puntos en diversas áreas de la media esfera para identificar hasta qué zonas está abarcando la visión periférica del paciente. Por lo general, es una buena prueba para diagnosticar y monitorear el Glaucoma o lesiones del nervio óptico.

Como verás, tu salud visual incluye otros aspectos importantes más allá de la nitidez con la que ves los objetos. Por ello, te recomendamos enfáticamente hacerte una revisión integral con un Optometrista calificado al menos una vez al año.

Elaborado por:

Lic. César García González

Optometrista

Optivisa: Centro de Especialidades Visuales

Fuentes:

1- Gudgel T., 2018. La presión ocular. Disponible en la American Academy of Ophtalmology. https://www.aao.org/salud-ocular/anatomia/la-presion-ocular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *